La Carreta Chillona (Leyenda)


Publicidad

Este espeluznante carruaje también es conocido en todo El Salvador como la carreta bruja, la cual camina completamente en reversa en las horas más oscuras de la noche, paseándose por múltiples calles de pueblos del país; la razón por la cual es conocida como carreta chillona es porque sus viejas llantas de maderas en un horrible sonido mientras camina hacia atrás e incluso muchos dicen que a veces se puede escuchar cómo va arrastrando huesos y cadenas en su trayecto.

carreta chillona

Mientras unos dicen que la carreta no es conducida por nadie y un espíritu maligno día los bueyes que la halan, otros dicen que es conducida por un difunto decapitado; sea cual sea la verdadera versión, todos hablan de que en cada uno de los palos de la carreta y calaveras, también de que lleva dentro de sí una gran cantidad de cadáveres y huesos de otros decapitados, saliendo precisamente del cementerio con ellos.

Mientras la carreta pasa por las calles se escuchan venir de ella nombres de aquellos que son falsos, hipócritas y mentirosos, como advirtiéndoles de que su destino podría ser el mismo que el de todos los cadáveres que van en ella, no tener descanso nunca y penar por las noches en las calles.

 

Este espeluznante carruaje también es conocido en todo El Salvador como la carreta bruja, la cual camina completamente en reversa en las horas más oscuras de la noche, paseándose por múltiples calles de pueblos del país; la razón por la cual es conocida como carreta chillona es porque sus viejas llantas de maderas en un horrible sonido mientras camina hacia atrás e incluso muchos dicen que a veces se puede escuchar cómo va arrastrando huesos y cadenas en su trayecto.

Mientras unos dicen que la carreta no es conducida por nadie y un espíritu maligno día los bueyes que la halan, otros dicen que es conducida por un difunto decapitado; sea cual sea la verdadera versión, todos hablan de que en cada uno de los palos de la carreta y calaveras, también de que lleva dentro de sí una gran cantidad de cadáveres y huesos de otros decapitados, saliendo precisamente del cementerio con ellos.

Mientras la carreta pasa por las calles se escuchan venir de ella nombres de aquellos que son falsos, hipócritas y mentirosos, como advirtiéndoles de que su destino podría ser el mismo que el de todos los cadáveres que van en ella, no tener descanso nunca y penar por las noches en las calles.

Compartir en las Redes sociales:

Publicado en: El Salvador
Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>